Boardwalk Empire se despide de la televisión en 1931


Nucky se despide de la televisión a lo grande

Se avecinan cambios para la televisión. Una de las mejores series de HBO, Boardwalk Empire, producida por Martin Scorsese, se despide de la pequeña pantalla con su quinta temporada. A pesar de la alta calidad de la propuesta, el reparto impecable y una realización de Oscar, los índices de audiencia son los que realmente deciden si una serie continúa o no. Y en Atlantic City las cosas pintan mal.

Una pena para una serie que quería convertirse en un relato generacional de la mafia en Estados Unidos: desde la italiana, la irlandesa y la judía, hasta la afroamericana, todas las identidades tienen un papel destacado. Es por eso que los creadores del serial han decidido trasladar la acción 7 años después, es decir, hasta 1931. La década de los 30 fue terrible para la economía norteamericana; la Gran Depresión había hecho mella en la mayoría de hogares y el crimen organizado protagonizó numerosos escándalos. No diremos más: sólo que 1931 es un año clave para Al Capone.

¿Qué le espera a Nucky Thompson? Pronto lo descubriremos.

 

Anuncios

La batalla por el trono continúa


Daenerys y sus dragones lucharán hasta el final

Año nuevo, nueva temporada de Juego de Tronos. Este domingo volvemos a adentrarnos en el mundo fantástico creado por George R. R. Martin gracias a la espléndida serie de la HBO. Una cuarta temporada que, según los propios actores de la ficción, viene cargada de violencia y brutales escenas. Así pues, la batalla sigue en pie.

Tan sólo un día después de su emisión en Estados Unidos, el domingo 6 de abril, Canal Plus España estrena la cuarta temporada de la serie en versión original. Una delicia para los fans del universo creado por Martin.

(más…)

Hello Ladies: 10 claves para triunfar


En el amor o se gana o se pierde; no hay un estado intermedio. Los adictos a las series estamos más que acostumbrados a ver las mismas historias románticas, con personajes copiados y que siguen los mismos patrones. Pero he aquí Hello Ladies, una serie que rompe esquemas y nos presenta unos personajes entrañables: los losers. ¿Quién no conoce a uno, o a dos? Todos tenemos un loser en nuestras vidas, o nos hemos sentido como uno en algún momento de nuestra existencia.

¿Queréis saber más sobre esta serie de HBO? Aunque haya sido cancelada la primera temporada vale mucho la pena.

  1. Un inglés en Los Ángeles. Stephen Merchant (Life’s Too Short, Extras) abandona su país natal para probar suerte en el amor (y en las series) en los Estados Unidos
  2. Amigos para siempre. Stuart, el protagonista, necesita el apoyo incondicional de sus dos mejores (o peores?) amigos. Son Wade (Nate Torrence) y Kives (Kevin Weisman)
  3. Compartir piso con una amiga, imprescindible. Y si tiene novio, mejor. Jessica (Christine Woods) puede estar cogida, pero es igual o más loser que Stuart. Actriz fracasada, sueña con participar en una película de Martin Scorsese
  4. Banda sonora 70’s. Sí, sí y sí. Los 70 fueron (con el permiso de los 80) la década más extravagante de la historia. Y su música es un reflejo de ello. En esta serie suenan potentes temas disco de esa época, para ayudarnos a entrar en calor
  5. ¿Alguien ha dicho modelos? La obsesión de Stuart con las modelos es peor que la Wade con su exmujer
  6. Optimismo ante todo. Si eres un loser, que los demás no lo noten. Hazte el interesante con las mujeres (y los otros hombres, claro está) para marcar territorio.
  7. Party “All Night Long”. Si quieres cambiar tu situación de soltero de oro nada de quedarse en casa. Los sofás-manta-peli son para aburridos o parejitas. Sal a por la mujer de tu vida.
  8. Viste adecuadamente. Esto atraerá todas las miradas.
  9. Feel like a superstar. Si vives en Los Ángeles, al menos una vez tienes que ir a los sitios en limusina.

La guerra de los gángsters ha terminado. ¿O no?


Nucky Thompson se replantea la vida

Nucky Thompson se replantea su vida

Finalizada la (espectacular) tercera temporada de ‘Boardwalk Empire’, es hora de analizar la que, en mi opinión, es la mejor temporada hasta el momento. Steve Buscemi interpreta a un Nucky Thompson en horas bajas, cuando todo se le ha ido de las manos y la competencia mafiosa es más y más fuerte.

Es la temporada con más escenas de violencia de las 3 que se han emitido. La guerra de gángsters más sangrienta de la televisión.

Esta tercera temporada ya nos anuncia en su primer capítulo que las emociones serán fuertes, especialmente a manos de Gyp Rossetti, interpretado por Bobby Cannavale. Este personaje es de lo mejor de la serie:  un gángster bipolar, seductor pero despiadado, y quien los más cinéfilos identificarán con los personajes de Joe Pesci en ‘Casino’ y ‘Goodfellas’, dos obras maestras de Martin Scorsese, productor de esta serie. Las tensiones entre clanes mafiosos estallarán en una fría y sangrienta guerra, y Nucky necesitará aliados. Persecuciones en coche, tiroteos, ejecuciones…¿Quién da más?

Gyp Rossetti haciendo negocios

Gyp Rossetti haciendo negocios

La serie sigue desarrollando la trama sobre el contrabando de alcohol en la norteamérica de la ley seca (años 20), pero también hay tramas paralelas muy interesantes, como la de los casos de corrupción en la política, práctica habitual en esos tiempos, y que desafortunadamente llega hasta nuestros días.

Gillian Darmody es una mujer de armas tomar

Gillian Darmody es una mujer de armas tomar

Pero ‘Boardwalk Empire’ no sólo son gángsters y pistolas. Las relaciones amorosas juegan un papel importante en esta serie, además de las subtramas femeninas de la serie. Los personajes de Gillian Darmody (Gretchen Moi) y la mujer de Nucky, Margaret (Kelly  Macdonald) pueden llegar a ser más manipuladores que los propios gángsters.

La ambientación histórica es tan placentera para el espectador que uno se pasaría horas y horas disfrutando de esta magnífica serie, una imprescindible para los amantes de la historia y/o de las películas de mafiosos. Es de lo mejor que hay en televisión en estos momentos. El episodio final de esta tercera temporada contiene una versión de Patti Smith de un clásico de los años 20. La perfección hecha realidad. 

 

Big Love, secretos de familia norteamericana


La familia protagonista

Todo seriéfilo confeso conoce la profesionalidad y originalidad de HBO, la “madre” de la segunda edad dorada de la pequeña pantalla. Entre sus éxitos cabe destacar la polémica e interesante serie ‘Big Love’, producida, ni más ni menos, que por el mismísimo Tom Hanks. Protagonizada por Bill Paxton en el papel de un padre de familia mormón polígamo, la serie explora las relaciones humanas desde el punto de vista de la familia protagonista. Casado con tres mujeres, interpretadas por Jeanne Trippleton, Chloe Sevigny y Ginnifer Goodwin, el patriarca de la numerosa familia deberá mantener su secreto a salvo, ya que la poligamia está prohibida en los EEUU.

Big Love está compuesta de 5 magníficas temporadas que exploran los vaivenes de los protagonistas, y de los que se derivan varias historias personales. Momentos cómicos, otros de tensión y thriller psicológico…la serie es un potente drama que engancha desde el principio. El modo de vida de los Henrickson es tan peculiar, morboso y a su vez atrayente que el espectador querrá saber más sobre ellos.

Los periodistas de HBO invaden la pequeña pantalla


Los protagonistas de la serie

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo funciona una redacción de TV? Pues pronto lo descubriréis. Canal Plus España estrena esta semana ‘The Newsroom’, aclamada serie de HBO creada por Aaron Sorkin (‘The West Wing’ y la película ‘The Social Network’) sobre un canal de noticias norteamericano.

La serie, que ya tiene confirmada una segunda temporada, explora las relaciones entre profesionales de la comunicación y los problemas y situaciones que viven en el terreno personal y laboral.

Protagonizada por Jeff Daniels y Emily Mortimer, la serie de Aaron Sorkin es de una calidad notable, y aunque no pretende ser un ejemplo de la profesión periodística, llega a establecer los parámetros perfectos de la profesión. En esta serie vemos periodistas que contrastan las informaciones, se preguntan el por qué y el cómo de cada suceso, y no se dejan influenciar por la política. Y quizás este periodismo utópico es el que ha enganchado a millones de espectadores alrededor del mundo.

No es una serie para todos los gustos, eso está claro. Los productos de Sorkin son profundos y a ratos filosóficos. De cada conversación se pueden extraer ideas brillantes y  hacer dobles interpretaciones. Quizás no será la serie del año, pero hay que tenerla en cuenta. Actualmente hay pocas series que den paso a la reflexión. Bravo Aaron Sorkin.

Girls, o cómo buscarse la vida en Nueva York


Las cuatro protagonistas de la serie

La nueva apuesta de la HBO es una comedia que de entrada puede parecerse a las demás: cuatro amigas veinteañeras que viven en Nueva York. Pero no es así. Girls, creada por Lena Dunham y producida por Judd Apatow, supone un cambio importante en cuanto a los personajes de  ficción. Aquí las protagonistas son chicas reales, con imperfecciones (no como las glamurosas chicas-modelo de Gossip Girl) y viven su juventud como cualquier otra chica.

Personajes atrevidos, diferentes, reales, sin tapujos…Esto es Girls. Lena Dunham encarna a Hannah, la protagonista de la serie, una chica de 24 años que no encuentra trabajo, y eso que tiene un título universitario. Su mejor amiga es Marnie, una chica responsable que mantiene una relación de 4 años con Charlie, al que conoció en la Universidad. Jess, recién llegada de Europa, es una chica a quien le gusta vivir el momento, como sea y con quien sea, mientras que su tímida prima Shoshanna esconde un secreto.

Con Nueva York de escenario, las cuatro vidas de las protagonistas se van desarrollando y reflejan muchas situaciones con las que el espectador se sentirá identificado. No son chicas 10, y son conscientes de ello. Simplemente viven el día a día como si no hubiese mañana. Porque cuando uno es joven es lo que debe hacer, ¿no? E incluso las chicas imperfectas consiguen novio, ¿verdad? Esto es algo que las series no nos acostumbraban a mostrar, y que Girls sí hace. Hay que destacar la música escogida en cada episodio, que va del Rock al Pop más alternativo.

Los Soprano, la joya que lo empezó todo


Tony Soprano y los suyos

Los Soprano es una serie de HBO creada por David Chase que se emitió durante los años 1999 y 2007. La serie, que está considerada la mejor serie de ficción de la historia, inició la nueva época dorada de la televisión, que dura hasta nuestros días. James Gandolfini interpreta a Tony Soprano, un capo de la mafia italoamericana de Nueva Jersey que recibe ayuda psicológica debido a los problemas con su madre. Tony Soprano dirige el negocio respaldado por su consiglieri Silvio Dante, encarnado por el guitarrista de Bruce Springsteen, Steve Van Zandt; Paulie Gaultieri, quizás el personaje más entrañable de la serie, y Christopher Moltisanti (Michael Imperioli), su problemático sobrino. En cada temporada aparecen personajes nuevos, a cual más caricaturesco, que harán las delicias de los fanáticos de las películas de Scorsese y de la trilogía de El Padrino. La serie creada por David Chase creó escuela, y fue la ficción televisiva más vista del momento, cosa que ninguna otra ficción ha superado. Muchos actores y actrices famosos pidieron aparecer en algún episodio de la serie, y no es difícil reconocer a viejas glorias de Hollywood o a cantantes de los 60.

La familia Soprano

Aunque es una serie de “ficción”, David Chase hizo un exhaustivo trabajo de investigación del entorno de Nueva Jersey y se inspiró en la novela de Gay Talese, Honrarás a tu padre, sobre un clan mafioso norteamericano.

Los Soprano es una serie dual; en ella aparecen dos familias muy diferentes pero que se complementan. Por un lado tenemos la familia tradicional y patriarcal, formada por Tony, su mujer Carmella (Edie Falco) y sus dos hijos adolescentes, Medow y Anthony Jr, además de la hermana de Tony, Janice,  su tío Junior y otros personajes, como el primo de Tony, Tony B, interpretado por Steve Buscemi. La otra cara de la serie es el negocio de Tony, la familia, en la que todos hacen lo posible por ganar dinero y controlar Nueva Jersey.

Esta dualidad también es característica de los personajes de la serie. Tony Soprano es un gangster, un mafioso, un delincuente, pero también es padre de familia y marido. Aunque el espectador sabe que lo que hace está mal, siente simpatía por él y por sus compañeros de trabajo, cada uno a su manera. Esta sensación de empatía hacia el protagonista hace de esta serie un producto de calidad y difícil de olvidar. El espectador es testimonio de las dos vidas del protagonista, y es capaz de conocer a los dos familias por igual. Otro aspecto muy importante es la banda sonora que, al largo de siete temporadas engancha al espectador y lo sitúa en la historia.

Y qué decir de la escena final…Ya ha pasado a la historia de la televisión. Millones de personas siguieron el polémico desenlace, que acaba a ritmo de Don’t Stop Believin’ de Journey.

La campaña presidencial más mediatizada de la historia


La vicepresidenta de los Estados Unidos podría haber sido una mujer. Durante las elecciones de 2008 por la presidencia de EEUU, el Partido Republicano decidió escoger a una mujer como futura vicepresidenta. Una mujer que pudiera hacer frente al carisma y popularidad de Barack Obama, el candidato a la presidencia del Partido Demócrata.

Game Change es un telefilm de HBO que narra la carrera presidencial desde la óptica republicana; el film se centra en la decisión del propio partido de escoger a Sarah Palin, gobernadora de Alaska. Julianne Moore encarna magistralmente a la popular política; un papel que le valdría una nominación al Oscar si se tratara de una película. (La Academia de Hollywood no acepta telefilms). Más allá de la apariencia física, Julianne Moore calca a la perfección los gestos, el tono de voz e incluso la manera de andar de la ex gobernadora de Alaska.

Completan el film Ed Harris como John McCain y Woody Harrelson como el asesor de campaña Steve Schmidt, dos interpretaciones brillantes.

La película mezcla materiales reales de la campaña y resulta realmente interesante desde el punto de vista de los medios de comunicación. La mediatización de los candidatos a la presidencia (sobretodo Obama) por parte de los periodistas extranjeros hizo que los republicanos apostaran por una mujer con unas ideas firmes y con un gran poder de convicción. Pero comunicar bien no basta para llegar lejos; y Sarah Palin, tal y como se muestra en este film, fue presionada por el partido para que sonara y hablara como los otros querían, además de demostrar serias flaquezas en asuntos importantes. Estas elecciones  fueron seguidas por millones de personas alrededor del mundo y las vidas de los candidatos fueron expuestas a todo tipo de críticas, especialmente la de Palin. Errores de investigación del Partido Republicano durante el proceso de selección de los candidatos causaron graves problemas al partido así como a la propia gobernadora de Alaska.

Game Change es una interesante visión de la política estadounidense y del poder que ejercen los medios de comunicación, que actualmente siguen estando muy politizados. Colores aparte, recomiendo disfrutar de las interpretaciones de Moore, Harris y Harrelson.