El Gran Hotel Budapest, puro Wes Anderson


En este hotel nada es lo que parece

VALORACIÓN 5/5

Wes Anderson es uno de los mejores cineastas de nuestra generación: a sus 44 años y con menos de 10 largometrajes bajo el brazo ya está considerado uno de los mejores de la historia. Después de trasladarnos a la América rural de los 60 con Moonrise Kingdom, el director texano nos muestra la Europa previa a la Segunda Guerra Mundial con El Gran Hotel Budapest.

Esta película significa la consagración de Anderson, un fanático de la simetría de los planos y de una dirección artística exquisita. (más…)

Adiós a Philip Seymour Hoffman


El actor en una escena de La Duda (2008)

El actor en una escena de La Duda (2008)

Sólo tenía 46 años. Demasiado pronto se nos ha ido el actor norteamericano Philip Seymour Hoffman. El intérprete de La Duda, The Master y El Gran Lebowski y ganador de un Oscar por Capote ha sido encontrado muerto en su apartamento de Nueva York. Las causas de la muerte indican a una sobredosis de heroína, adicción que el actor parecía haber superado.

Al momento de descubrirse la tragedia el mundo del cine estalló y fueron muchas las estrellas de cine que quisieron dar sus condolencias a la familia del actor vía twitter, como Hugh Laurie, Susan Sarandon y Tom Hiddleston, entre otros.

Descansa en paz, PSH.

Dallas Buyers Club: el poder del transformismo


Leto y McConaughey deciden unirse para luchar contra el SIDA

VALORACIÓN: 3/5

Temporada de premios, y toca evaluar las candidatas al Oscar. Dallas Buyers Club es una de las películas que optan a convertirse en la mejor del año (según la academia) y uno de sus atractivos es ver el increíble cambio radical de Jared Leto y de Matthew McConaughey, sus dos protagonistas.

La película nos narra la historia de una estrella del rodeo de Texas que es infectado con el virus del SIDA. Un hecho que le marcará para siempre. Los médicos le pronostican menos de un mes de vida, y él decide cambiar el marcador. Un brillante McConaughey que nos deja sin palabras; el texano es uno de los firmes candidatos al Oscar de Mejor Actor. Y muy probablemente no fallará. La transformación del actor, que tuvo que adelgazar más de 20 kg es espectacular.

Durante su aventura por el país buscando modos de sobrevivir, el protagonista conoce a un transexual (Jared Leto) también infectado por el SIDA. Basada en una historia real, que incluso llegó a los tribunales del Estado de Texas, la película reflexiona sobre los prejuicios que existen en nuestra sociedad, y nos muestra el desprecio y el olvido que sienten los enfermos de SIDA.

El Clan de los irlandeses


Sean Penn y Gary Oldman en una escena de la película

VALORACIÓN: 3/5

En la mafia, el honor lo es todo. Y no importan los lazos de sangre: la fidelidad es lo que importa. ‘El clan de los irlandeses’ (State of Grace) es una película de 1990 sobre la mafia irlandesa de Nueva York. Está protagonizada por unos jovencísimos Sean Penn y Gary Oldman, dos amigos que retoman sus lazos después de que el personaje de Penn vuelva a la ciudad de los rascacielos. Su mejor amigo forma parte del clan mafioso de los Flannery, familia que controla parte del barrio y que está liderada por el mayor de los hermanos Flannery, interpretado por Ed Harris. Pero como en toda película de mafiosos, surgen problemas entre clanes: los italianos y los irlandeses están a punto de cerrra un trato cuando de repente las cosas se complican.

Destaca la brillante interpretación de un jovencísimo Gary Oldman en el papel del hermano del capo mafioso

También hay escenas románticas entre Penn y Robin Wright, quien interpreta a la hermana del capo irlandés. La película está filmada en Nueva York, y aparecen edificios emblemáticos como los puentes de Brooklyn y Williamsburg. También muchos interiores de restaurantes de Little Italy, barrio italiano de la metrópolis.

Es una película distinta, ya que los protagonistas del film son irlandeses. Pero las historias son bastantes típicas en el género negro/criminal, cosa que no le aporta originalidad a la película. Gary Oldman está brillante, de Oscar. Su personaje es un tipo inseguro, emocional, y muy violento.

“Because you’re mine, I walk the line”


Reese Whiterspoon y Joaquin Phoenix como June Carter y Johnny Cash

VALORACIÓN 4/5

Johnny Cash es uno de los cantantes norteamericanos más prolíficos de la historia. Conocido como “The Man in Black”, Cash fue contemporáneo de Elvis Presley, rey del rock. Cash es el único cantante miembro de cuatro Hall of Fame musicales: gospel, rockabilly, rock and roll y country. Entre sus éxitos destacan ‘Hurt’, ‘Ring of Fire’ y ‘Folsom Prison Blues’. En 2005 James Mangold realizó un biopic sobre la carrera del famoso músico, natural de Arkansas, además de centrarse en su relación profesional y personal con la cantante de country June Carter. Joaquin Phoenix interpreta al cantante de country, que abandonó Arkansas para buscarse la vida en Tennesse. Memphis y Nashville eran (y aún lo son) las capitales del rock and roll y el country. El filme está perfectamente ambientado, y gira entorno a la pareja protagonista, interpretada por Joaquin Phoenix y Reese Whiterspoon. Los dos actores fueron nominados al Oscar, ya que su aproximación a los cantantes es casi idéntica, y además, cantan las canciones con su propia voz, algo que no pasa en todos los biopics musicales. Sólo Reese se llevó la estatuilla.

Cash y Carter, 1960’s

 La pareja de músicos vivió 35 años de feliz matrimonio, hasta la muerte de Carter en 2003

La pareja se conoció en la década de los 50, aunque Cash admiraba a Carter desde pequeño, ya que ella era hija de una familia de músicos folk sureño y ya desde niña actuaba en diferentes escenarios del país. Ambos estaban casados y tenían hijos, y durante la década de los 60 se fueron de gira juntos. En esa época y en esa zona del país, la moral cristiana pesaba mucho sobre la vida de los estadounidenses, y June Carter se convirtió en foco de todas las críticas del sector conservador y de la sociedad de la época debido a sus dos divorcios. Cash y Carter cada vez se amaban más, aunque no querían que eso perjudicara a su buena relación profesional. Pero en 1965 su concierto en Las Vegas desencadenó la pasión, y en 1968 la pareja contrajo matrimonio. Johnny había pasado una mala época, enganchado a la heroína, pero June lo ayudó a superar ese bache en su vida. Su matrimonio duró 35 años, hasta que en mayo de 2003 Carter murió de un problema en el corazón. Tres meses después, Johnny la siguió. Los dos están enterrados en las afueras de Memphis.

Abierto hasta el amanecer: la fiesta está servida


Estos hombres están listos para matar monstruos

VALORACIÓN 4/5

Una película de Robert Rodriguez es de lo más gamberro que hay. Sangre a borbotones, pistolas y escopetas, monstruos y seres paranormales…Todo condimentado con chicas despampanantes y personajes varoniles. ‘From Dusk Till Dawn’ (Abierto hasta el amanecer) cumple con todas estas normas estético-argumentales.

Dos atracadores quieren escapar de Estados Unidos. Dos hermanos muy, muy diferentes: George Clooney y un psicótico Quentin Tarantino. Cosas del destino, acaban secuestrando a una familia que se dirige a México, donde los atracadores deben ir para hacer negocios sucios. Este viaje los lleva a un bar de carretera muy sugerente que acabará cambiando sus vidas.

Impecable guión escrito por Quentin Tarantino, quien interpreta a un asesino de personalidad psicótica

La película es una especie de fiesta del horror vacuo: cuanto más, mejor. Y esta técnica funciona, sobretodo si va acompañada de un perfecto guión (escrito por el propio Tarantino) y una banda sonora que hace las delicias de los más melómanos.

Es un film gamberro, entretenido y con altas dosis de sangre y personajes bizarros. Y no a todo el mundo le gusta este tipo de cine. Las conversaciones parecen no llevar a ningún sitio, pero una vez vista la película se puede llegar a hacer buenas reflexiones posteriores. Pero sí, reconozcámoslo: nos gusta ver sufrir a los protagonistas.

Anna Karenina: pasión por el esteticismo


Keira Knightley vuelve a encarnar a una heroína de la literatura

VALORACIÓN: 3/5

¡Ah, el amor! Es un tema universal, tan y tan recurrente en la literatura clásica. Cosa que a muchos nos encanta. ‘Anna Karerina’ busca y sufre por amor, un amor llevado al límite. Novela escrita por Leon Tolstoi y considerada un clásico de la literatura rusa, ha sido adaptada en más de una ocasión para la gran pantalla (Greta Garbo y Vivien Leigh interpretaron a la trágica protagonista de la historia). Ahora es Keira Knightley -también conocida como la reina de las películas de época- quien se mete en la piel de Anna Karerina, una mujer infelizmente casada con un poderoso político en la Rusia Imperial (s. XIX).

Keira Knightley es indiscutiblemente la “Reina de las películas de época”: no hay nadie que encarne mejor a distinguidas mujeres de la alta sociedad de antaño

La película, dirigida por Joe Wright, director de ‘Orgullo y Prejuicio’ y ‘Atonement’ (ambas con Keira Knightley de protagonista) es un festín estético llevado al extremo. El film está filmado íntegramente en una sala de teatro, que va adaptándose a los distintos escenarios de la novela. Anna Karerina desafía las leyes de su época enamorándose de otro hombre, estando casada. El amante de Anna está interpretado por Aaron Johnson, joven actor conocido por su papel en ‘Nowhere Boy’; Jude Law se mete en la piel del marido de Anna, el señor Karerin. Otros secundarios de lujo son Kelly McDonald, Matthew Macfadyen y Emily Watson.

La película decae en algunos momentos, y al principio su peculiar (y original) puesta en escena distraen un poco, pero una vez se entra en el universo de Anna Karerina, el resto es pura belleza.

Argo: el cine puede salvar vidas


Ben Affleck dirige este thriller político ambientado en Irán

VALORACIÓN 4/5

Ben Affleck es un buen director. A diferencia de su carrera como actor, sus películas como director son de una calidad altamente adictiva. Aunque en muchas de sus películas como director también actúa, su nueva (y mejor) faceta cinematográfica tendría que tomársela más en serio. Después de dirigirse a sí mismo en ‘The Town’, Affleck vuelve con ‘Argo’, un brillante thriller político ambientado en los años 70. Basado en una historia real, el filme narra el calvario que vivió la embajada norteamericana en Irán durante la revolución de 1979, liderada por Homeyni. El gobierno de EEUU inició un estratégico y original plan para poder sacar a los trabajadores de la embajada con vida del país. El plan fue sencillo: hacer creer a los iraníes que se filmaría una película en terreno iraní, y así poder salvar a los norteamericanos retenidos.

Ben Affleck es el protagonista de esta historia que tiene el cine como tema central. También hay ecos políticos y patrióticos americanos en una película en la que el ritmo es trepidante y engancha al espectador desde el primer minuto. La primera secuencia del filme, la historia de Iran en cómic, es muy interesante. Bryan Cranston y John Goodman completan la película, que es una de las favoritas a los Oscar de este año.

Day-Lewis, un perfecto presidente


Sally Field y Daniel Day-Lewis como el matrimonio Lincoln

VALORACIÓN 2/5

Abraham Lincoln fue un presidente carismático. Casi dos siglos después de su importante labor política, los americanos siguen venerándolo. No hay ni un rincón en EEUU donde no se homenajee al presidente nacido en Illinois, al norte del país. Abraham Lincoln, perteneciente al Partido Republicano, fue el responsable de abolir la esclavitud a través de la decimotercera enmienda. Cuando el país estaba en plena guerra civil (los Estados del Norte contra los Estados del Sur), Lincoln supo entablar relaciones diplomáticas con la oposición a fin de acabar con el tráfico de personas de raza negra así como el conflicto militar que había.

Steven Spielberg ha querido hacerle un homenaje a uno de los padres de la democracia americana. Con ‘Lincoln’, nos adentramos en el proceso político de la decimotercera enmienda, una reforma de la Constitución de EEUU que otorgó libertad a los esclavos negros. Fue una cuestión muy polémica en su momento, tal y como narra la película, y para conseguirlo, el propio presidente tuvo que realizar prácticas “poco éticas”.

Daniel Day-Lewis es Lincoln. Su interpretación es sobrenatural, magnífica, y borda el papel. Es la viva imagen del presidente republicano. De hecho, el actor inglés preparó el acento de Illinois durante tres años. Oscar asegurado. Sally Field interpreta a la mujer del presidente norteamericano. También destacan Tommy Lee Jones y Joseph Gordon-Levitt.

La película tiene una impecable fotografía, y la ambientación y recreación histórica son perfectas. La dirección artística y la dirección de Spielberg son dignas de premio, pero el guión de la película es flojo. Además, la temática densa del filme resulta poco atrayente, y poco dinámica para el espectador medio. Filmada en interiores, excepto dos pequeñas secuencias, ‘Lincoln’ es una película que diviniza y mitifica a Abraham Lincoln. Spielberg también juega con el presente, haciendo referencias a la política norteamericana actual, y en especial a Barack Obama. Es una carta de amor a la democracia y a la política, aunque es una carta densa, muy larga y que debe leerse varias veces.

Django Unchained, otra maravilla de Quentin Tarantino


Las tensiones raciales están que arden

VALORACIÓN 5/5

Uno ya sabe a qué se enfrenta cuando va a ver una película de Quentin Tarantino. Y ‘Django Unchained’ no falla. Ambientada en la América de la Guerra Civil, momento álgido de la esclavitud en América, la película es un claro homenaje al género del espagueti western, y concretamente a ‘Django’ (1966). Con un reparto impecable y un guión a la altura de la filmografía del director norteamericano, ‘Django Unchained’ funciona.

Protagonizada por Jamie Foxx en la piel de un esclavo, Django, y Christoph Waltz, un excéntrico cazarecompensas, el guión es perfecto, y la película es un divertimento de acción, diálogos ingeniosos, sangre a borbotones y buenas interpretaciones. Django quiere recuperar a su mujer (Kerry Washington), propiedad de un ambicioso dueño de una plantación de Mississipi, interpretado por Leonardo Dicaprio. Hay que destacar la presencia de Samuel L. Jackson, Don Johnson y el propio Quentin Tarantino. Un reparto de lujo para un film de cinco estrellas.

La película contiene una brillante banda sonora, con temas de John Legend, James Brown e incluso de Ennio Morricone.

Aquí el tema principal de la película, un claro homenaje a las bandas sonoras de los espagueti western.