Los Juegos del Hambre: En llamas


Katniss y Peeta en la gira promocional de los Juegos que realizan por Panem

VALORACIÓN 3/5

Otro año, nueva entrega de los Juegos del hambre. La saga escrita por Suzanne Collins sobre las aventuras de Katniss Everdeen llega a su segunda parte, En llamas. En esta entrega la relación ficticia entre la protagonista y Peeta se estrecha. El film repite la fórmula de su antecesora: 24 participantes de 12 distritos distintos, que deberán matarse entre ellos hasta que quede un solo ganador. Pero a diferencia de la primera parte, en esta segunda entrega habrá más violencia y horror.

Después de ganar los juegos del hambre y desafiar al capitolio, Katniss y Peeta recuperan el anonimato y vuelven al Distrito 12. Pero no por mucho tiempo. Los medios de comunicación y la población de Panem están ansiosos por saber más cosas sobre la pareja que se enfrentó al gobierno.

Jennifer Lawrence vuelve a liderar la saga juvenil con crítica a los medios de comunicación

Esta segunda parte es más complicada y a su vez, más larga. La historia se alarga demasiado al principio del film, generando una sensación de déja vu en el espectador. Los fans de la saga disfrutarán de la película, pero es innegable que le sobran unos 40 minutos para que todo encaje y ruede bien.

Todo parece indicar que el año que viene tendremos la tercera parte de la saga, que se dividirá en dos películas. Una tradición que todas las sagas juveniles parecen querer imitar.