Day-Lewis, un perfecto presidente


Sally Field y Daniel Day-Lewis como el matrimonio Lincoln

VALORACIÓN 2/5

Abraham Lincoln fue un presidente carismático. Casi dos siglos después de su importante labor política, los americanos siguen venerándolo. No hay ni un rincón en EEUU donde no se homenajee al presidente nacido en Illinois, al norte del país. Abraham Lincoln, perteneciente al Partido Republicano, fue el responsable de abolir la esclavitud a través de la decimotercera enmienda. Cuando el país estaba en plena guerra civil (los Estados del Norte contra los Estados del Sur), Lincoln supo entablar relaciones diplomáticas con la oposición a fin de acabar con el tráfico de personas de raza negra así como el conflicto militar que había.

Steven Spielberg ha querido hacerle un homenaje a uno de los padres de la democracia americana. Con ‘Lincoln’, nos adentramos en el proceso político de la decimotercera enmienda, una reforma de la Constitución de EEUU que otorgó libertad a los esclavos negros. Fue una cuestión muy polémica en su momento, tal y como narra la película, y para conseguirlo, el propio presidente tuvo que realizar prácticas “poco éticas”.

Daniel Day-Lewis es Lincoln. Su interpretación es sobrenatural, magnífica, y borda el papel. Es la viva imagen del presidente republicano. De hecho, el actor inglés preparó el acento de Illinois durante tres años. Oscar asegurado. Sally Field interpreta a la mujer del presidente norteamericano. También destacan Tommy Lee Jones y Joseph Gordon-Levitt.

La película tiene una impecable fotografía, y la ambientación y recreación histórica son perfectas. La dirección artística y la dirección de Spielberg son dignas de premio, pero el guión de la película es flojo. Además, la temática densa del filme resulta poco atrayente, y poco dinámica para el espectador medio. Filmada en interiores, excepto dos pequeñas secuencias, ‘Lincoln’ es una película que diviniza y mitifica a Abraham Lincoln. Spielberg también juega con el presente, haciendo referencias a la política norteamericana actual, y en especial a Barack Obama. Es una carta de amor a la democracia y a la política, aunque es una carta densa, muy larga y que debe leerse varias veces.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: