Jessica Chastain, la actriz de moda


En dos años, esta actriz norteamericana ha pasado del completo anonimato al estrellato. Nacida en 1977 (aunque nunca ha revelado su verdadera edad), Jessica Chastain ha estado nominada dos veces al Oscar: por su papel en ‘The Help’ (Criadas y Señoras) y por ‘Zero Dark Thirty’.

En 2011 estrenó ‘The Debt’, ‘The Tree of Life’, ‘The Help’, ‘Coriolanus’ y ‘Take Shelter’. No está nada mal, siendo su primer año en Hollywood. En 2012 se consagró con ‘Zero Dark Thirty’ y ‘Lawless’, y con lo que llevamos de 2013, ya ha estrenado ‘Mamá’, todo un éxito del cine de terror. Próximamente la veremos en ‘The disappearance of Eleanor Rigby’, junto al escocés James McAvoy.

De belleza clásica, llamada a ser  la “nueva Julianne Moore”, Jessica Chastain tiene un aire de Hollywood clásico. Además, es una chica con talento que, si sigue igual de activa que en estos dos años, llegará lejos. Es una activa defensora de la causa ecologista y de los derechos de los animales, y en recientes entrevistas ha declarado “intentar mantener en secreto su vida privada”. Como debería ser.

Oscars 2013: Vieculturelle apuesta por…


En las principales categorías:

MEJOR PELÍCULA – Argo

MEJOR ACTOR – Daniel Day-Lewis

MEJOR ACTRIZ – Jessica Chastain

MEJOR ACTOR SECUNDARIO – Christoph Waltz

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA – Sally Field

MEJOR DIRECTOR – Steven Spielberg

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA – Amour

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN – ParaNorman

 

La guerra de los gángsters ha terminado. ¿O no?


Nucky Thompson se replantea la vida

Nucky Thompson se replantea su vida

Finalizada la (espectacular) tercera temporada de ‘Boardwalk Empire’, es hora de analizar la que, en mi opinión, es la mejor temporada hasta el momento. Steve Buscemi interpreta a un Nucky Thompson en horas bajas, cuando todo se le ha ido de las manos y la competencia mafiosa es más y más fuerte.

Es la temporada con más escenas de violencia de las 3 que se han emitido. La guerra de gángsters más sangrienta de la televisión.

Esta tercera temporada ya nos anuncia en su primer capítulo que las emociones serán fuertes, especialmente a manos de Gyp Rossetti, interpretado por Bobby Cannavale. Este personaje es de lo mejor de la serie:  un gángster bipolar, seductor pero despiadado, y quien los más cinéfilos identificarán con los personajes de Joe Pesci en ‘Casino’ y ‘Goodfellas’, dos obras maestras de Martin Scorsese, productor de esta serie. Las tensiones entre clanes mafiosos estallarán en una fría y sangrienta guerra, y Nucky necesitará aliados. Persecuciones en coche, tiroteos, ejecuciones…¿Quién da más?

Gyp Rossetti haciendo negocios

Gyp Rossetti haciendo negocios

La serie sigue desarrollando la trama sobre el contrabando de alcohol en la norteamérica de la ley seca (años 20), pero también hay tramas paralelas muy interesantes, como la de los casos de corrupción en la política, práctica habitual en esos tiempos, y que desafortunadamente llega hasta nuestros días.

Gillian Darmody es una mujer de armas tomar

Gillian Darmody es una mujer de armas tomar

Pero ‘Boardwalk Empire’ no sólo son gángsters y pistolas. Las relaciones amorosas juegan un papel importante en esta serie, además de las subtramas femeninas de la serie. Los personajes de Gillian Darmody (Gretchen Moi) y la mujer de Nucky, Margaret (Kelly  Macdonald) pueden llegar a ser más manipuladores que los propios gángsters.

La ambientación histórica es tan placentera para el espectador que uno se pasaría horas y horas disfrutando de esta magnífica serie, una imprescindible para los amantes de la historia y/o de las películas de mafiosos. Es de lo mejor que hay en televisión en estos momentos. El episodio final de esta tercera temporada contiene una versión de Patti Smith de un clásico de los años 20. La perfección hecha realidad. 

 

Sylvia Plath (1932-1963), la poetisa olvidada


Pocos saben de la existencia de Sylvia Plath, una de las poetisas norteamericanas más importantes del siglo XX. Marcada por la tragedia, la melancolía y la depresión, su obra continúa influyendo a nuevas generaciones 50 años después de su muerte.

Sylvia Plath nació en Boston, Massachussets en 1932, y a los 8 años ya publicó sus primeros poemas. Plath estudió en el Boston College, donde empezó a escribir poemas muy influenciados por el galés Dylan Thomas, figura literaria que Plath admiraba. Cuando el autor galés visitó Boston, Plath no pudo visitarle. Su obsesión enfermiza por Thomas la llevó a intentar suicidarse, en 1953. Sylvia era una mujer solitaria, melancólica y depresiva, e intentó suicidarse en más de una ocasión. A finales de los 50-principios de los 60 Plath conoció a Ted Hughes, escritor de cuentos y poeta inglés, durante su estancia en la Universidad de Cambridge. Se casaron y fueron padres de dos hijos.

El 11 de febrero de 2013 se cumplen 50 años del suicidio de la poetisa, a la edad de 30 años

Sylvia Plath publicó una novela con toques autobiográficos, ‘The Bell Jar’, en 1963. Causó controversia en la época, e incluso la madre de la autora intentó prohibir su publicación. Entre otras obras de la autora de Boston se encuentran ‘Ariel’, su segunda colección de poemas, entre los que destacan piezas influenciadas por el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial.

Su obra contiene tintes autobiográficos, pesimistas, introvertidos, melancólicos…Tonos propios de la autora. Entre sus temas más recurrentes se encuentran la naturaleza, la juventud, el paso del tiempo, el Holocausto y los horrores de la Segunda Guerra Mundial, etc.

A finales de 1962 Plath experimentó una alta dosis de creatividad, escribiendo poemas que han pasado a la historia. Pero esta etapa creativa vino acompañada por fases depresivas y psicóticas. El 11 de febrero de 1963 Plath se suicidó. Estaba en casa cuidando de sus hijos, y mientras éstos dormían, la poetisa se intoxicó con gas. La encontraron muerta en la cocina de su apartamento londinense. Tenía 30 años.

Quizás en Europa pocos sepan de su existencia, pero Sylvia Plath es una autora que ha pasado a la historia. Sus poemas abrieron las puertas a una nueva sociedad femenina. Las amas de casa de la década de los 50 y 60 estaban vacías, sin ambiciones. Pero los poemas de Plath descubrieron a un nueva tipo de mujer, aquella que, abrumada por la ordinariedad de la vida, decide cambiar su destino.

Podéis leer algunos de sus poemas aquí.

Argo: el cine puede salvar vidas


Ben Affleck dirige este thriller político ambientado en Irán

VALORACIÓN 4/5

Ben Affleck es un buen director. A diferencia de su carrera como actor, sus películas como director son de una calidad altamente adictiva. Aunque en muchas de sus películas como director también actúa, su nueva (y mejor) faceta cinematográfica tendría que tomársela más en serio. Después de dirigirse a sí mismo en ‘The Town’, Affleck vuelve con ‘Argo’, un brillante thriller político ambientado en los años 70. Basado en una historia real, el filme narra el calvario que vivió la embajada norteamericana en Irán durante la revolución de 1979, liderada por Homeyni. El gobierno de EEUU inició un estratégico y original plan para poder sacar a los trabajadores de la embajada con vida del país. El plan fue sencillo: hacer creer a los iraníes que se filmaría una película en terreno iraní, y así poder salvar a los norteamericanos retenidos.

Ben Affleck es el protagonista de esta historia que tiene el cine como tema central. También hay ecos políticos y patrióticos americanos en una película en la que el ritmo es trepidante y engancha al espectador desde el primer minuto. La primera secuencia del filme, la historia de Iran en cómic, es muy interesante. Bryan Cranston y John Goodman completan la película, que es una de las favoritas a los Oscar de este año.

Day-Lewis, un perfecto presidente


Sally Field y Daniel Day-Lewis como el matrimonio Lincoln

VALORACIÓN 2/5

Abraham Lincoln fue un presidente carismático. Casi dos siglos después de su importante labor política, los americanos siguen venerándolo. No hay ni un rincón en EEUU donde no se homenajee al presidente nacido en Illinois, al norte del país. Abraham Lincoln, perteneciente al Partido Republicano, fue el responsable de abolir la esclavitud a través de la decimotercera enmienda. Cuando el país estaba en plena guerra civil (los Estados del Norte contra los Estados del Sur), Lincoln supo entablar relaciones diplomáticas con la oposición a fin de acabar con el tráfico de personas de raza negra así como el conflicto militar que había.

Steven Spielberg ha querido hacerle un homenaje a uno de los padres de la democracia americana. Con ‘Lincoln’, nos adentramos en el proceso político de la decimotercera enmienda, una reforma de la Constitución de EEUU que otorgó libertad a los esclavos negros. Fue una cuestión muy polémica en su momento, tal y como narra la película, y para conseguirlo, el propio presidente tuvo que realizar prácticas “poco éticas”.

Daniel Day-Lewis es Lincoln. Su interpretación es sobrenatural, magnífica, y borda el papel. Es la viva imagen del presidente republicano. De hecho, el actor inglés preparó el acento de Illinois durante tres años. Oscar asegurado. Sally Field interpreta a la mujer del presidente norteamericano. También destacan Tommy Lee Jones y Joseph Gordon-Levitt.

La película tiene una impecable fotografía, y la ambientación y recreación histórica son perfectas. La dirección artística y la dirección de Spielberg son dignas de premio, pero el guión de la película es flojo. Además, la temática densa del filme resulta poco atrayente, y poco dinámica para el espectador medio. Filmada en interiores, excepto dos pequeñas secuencias, ‘Lincoln’ es una película que diviniza y mitifica a Abraham Lincoln. Spielberg también juega con el presente, haciendo referencias a la política norteamericana actual, y en especial a Barack Obama. Es una carta de amor a la democracia y a la política, aunque es una carta densa, muy larga y que debe leerse varias veces.